SOSIEGO. El arte de envejecer.

“Una persona sólo puede vivir con serenidad, dice Wilhelm Schmid, cuando acepta la verdad, porque en caso contrario necesita todas sus fuerzas para sostener las mentiras de lo que no es verdad”.  Y la primera verdad que este autor alemán nos invita a aceptar es nuestro envejecimiento.  Pero no como una derrota, no como la pérdida, sino con la perspectiva que nos da el haber recorrido las diferentes etapas de la vida, desde la alegría,  la experiencia, y la consciencia de lo vivido.

Desde el título este libro puede provocar curiosidad: Sosiego.  El arte de envejecer. Sosiego, dice el diccionario, quiere decir tranquilidad, reposo, serenidad, pero ¿cómo convertir la difícil etapa del envejecimiento, en arte?  Y el autor nos responde con otra pregunta ¿Acaso envejecer no consiste en convertirse en “maestro de vida”?  Ese es el secreto que encierra este libro y que busca compartir en escasas 100 páginas divididas en 10 capítulos.  Pese a la brevedad de cada uno de ellos, no es para leerse en poco tiempo, sino para reflexionar sobre los temas planteados.  Por ejemplo, Schmid propone “disfrutar conscientemente de los placeres y conocer la felicidad”, la serenidad, dice, significa dejarse seducir por la delicia de un café, el placer de viajar, disfrutar de los recuerdos, de la nostalgia en brazos de la música, de una buena conversación, del placer de escribir, del gozo del ejercicio de nuestra sexualidad.

Sin embargo, el mismo autor nos invita a lograr la serenidad conviviendo con el dolor y la infelicidad, otra vez, no como castigo sino como parte de la vida.   En una sociedad donde permanentemente se apuesta a la felicidad, donde el peor pecado es estar deprimido y donde las metas se logran en un supuesto abrir y cerrar de ojos, la tristeza y la melancolía no tienen lugar.  En un mundo donde habitan los cuerpos perfectos, y las sonrisas perfectas, y la salud perfecta, no tienen cabida la enfermedad del anciano y su lento caminar tampoco, la impaciencia de los demás no le dejan espacio ni tiempo propios. Entonces Schmid nos hace reflexionar sobre la importancia del contacto físico, del abrazo, de la cercanía de los amigos y las amigas, del afecto que hemos generado a lo largo de nuestras vidas, “lo que nos ayuda mientras envejecemos, dice, es el contacto físico”.

Y claro, se contempla también la muerte y la posibilidad, solo eso, la posibilidad de encontrar un mundo después de haber abandonado esta dimensión. No se centra en ninguna religión, sino en la posibilidad de que nosotros, que somos energía, no muramos sino que simplemente nos transformemos en otra energía.

Wilhelm Schmid es un filósofo alemán que ha recibido varios premios por su trabajo de divulgación filosófica, pero que enfrenta su propio envejecimiento y nos invita a vivir el nuestro como un proceso natural, con consciencia y aprovechando el tiempo que nos queda para transmitir el conocimiento y disfrutar de la nueva vida que brota a nuestro alrededor.

SOSIEGO, El Arte de Envejecer.  Wilhelm Schmid.  Editorial Kairós.  100 páginas.

 

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

LA CARNE.

La búsqueda del amor, la reinterpretación de la soledad, la rabia del abandono y el proceso por el que una mujer descubre que está envejeciendo

leer más

ACTUAR PARA HACER LOS SUEÑOS REALIDAD

Hace un año nació HERMANAS MAYORES, SEMBRADORAS DE DERECHOS, HERMASED, una organización civil, integrada básicamente por una decena de mujeres y un hombre mayores de 50 años. Su intención es “la promoción, la defensa de los derechos humanos de las personas adultas mayores y la revaloración de esta etapa de la vida”.

leer más

EL SECRETO DE LAS ZONAS AZULES

Estas son lugares que reúnen a las personas más longevas y más saludables del mundo. Porque allí, envejecer no es sinónimo de enfermedad. Su autor, el periodista norteamericano Dan Buettner, simplifica su aventura: “No hay una sola cosa que explique la longevidad de los habitantes de las zonas azules.

leer más

NUESTROS SENOS

Para empezar quisiera precisar una idea: las mujeres no somos simplemente unos senos, NO. Somos un cuerpo completo, somos un ser integral.

leer más

MODELOS PARA ENVEJECER

Envejecer es un reto, un reto creativo. Envejecer con responsabilidad es diseñar la manera en que quiero ser vieja. Para ello tengo que revisar y reflexionar sobre el concepto que tengo sobre vejez, incluso analizar cuáles son mis modelos de envejecimiento.

leer más

MI VAGINA

“Guarda celosa entre sus pliegues

el centro exacto de mi cosmos

luna diminuta que se inflama

ola que conduce a otro universo…”

leer más

LA ÚLTIMA MENSTRUACIÓN

Definitivamente, la última menstruación no marca el final de nuestra vida. Nos informa que un ciclo se ha cerrado, el reproductivo, pero continúan el creativo y el productivo.

leer más

¿MIEDO A ENVEJECER?

Envejecer no es un asunto sencillo para nadie. Tanto hombres como mujeres sienten escalofrío o fingen demencia cuando escuchan hablar del tema.

leer más

TE PUEDE INTERESAR

COMO CRIAR UN MACHO

Este comentario no intenta agredir a nadie, simple y sencillamente invita a los y las lectoras a reflexionar sobre un tema en el que poco nos detenemos, el machismo se cultiva en nuestra propia casa.

SEGUIR LEYENDO

¿ES DIFÍCIL SER HOMBRE?

“Es difícil ser hombre si no se siguen las pautas tradicionales, si se trata de reinventar todos los días una nueva forma de ser hombre, pareja, padre de familia”, expresó Francisco Cervantes, en una conversación.

SEGUIR LEYENDO

CUERPOS SIN DUEÑO

Si nuestro cuerpo no nos pertenece, no podemos gozar de la sexualidad. Esta afirmación puede parecerles una locura, pero aunque les cueste trabajo creerlo, existen personas que no poseen su cuerpo, ni son dueñas de sus sensaciones. ¿Tu podrías ser una de ellas?

SEGUIR LEYENDO

LAS MUJERES FRÍGIDAS NO EXISTEN

Un dicho muy viejo, y ahora diría, hasta rancio, sentenciaba: “No hay mujeres frígidas sino hombres incompetentes”. Hoy afortunadamente este dicho pasó a la historia porque las mujeres frígidas no existen.

SEGUIR LEYENDO

¿CUÁNDO INVENTASTE TU ÚLTIMA CARICIA?

La velocidad en la que vivimos actualmente, las largas distancias que recorremos, las presiones a las que nos vemos sometidos (as) nos hacen olvidar un principio básico de las relaciones humanas, el intercambio de afecto.

SEGUIR LEYENDO

CONTACTO

Si deseas entrar en contacto conmigo, este es el camino directo. Agradezco tu interés y espero muy pronto dar respuesta a tus inquietudes.

pk@patriciakelly.com.mx

(55) 52 64 78 29

CIUDAD DE MÉXICO
LUNES A VIERNES DE 9 A 19 HORAS